Educación Financiera

Empieza a salir de deudas con estos consejos

Hay que admitirlo, las deudas son prácticamente inevitables; si quieres adquirir un auto o una casa, forzosamente te tienes que endeudar. Pero cuando se deben al desempleo, a gastos imprevistos, o a que simplemente no se tiene un control del dinero y se gasta de más continuamente, pueden ahorcarte y no te dejarán tranquilo hasta que pagues todo lo que debes.

Si ya te endeudaste y sientes que es el fin del mundo, debes saber que salir de esas deudas no es imposible, siempre y cuando estés dispuesto a reducir los gastos innecesarios y a seguir algunos consejos que nos brinda Proteja su Dinero:

1. Conoce tus deudas, enlístalas y ordénalas por prioridad

Si tus deudas superan el 30% de tus ingresos netos, podrías llegar eventualmente a la bancarrota, ya que se volvería prácticamente imposible solventarlas. No queremos que llegues a eso.

Lo primero que debes hacer para salir de deudas es conocer el estado de ellas y enlistarlas por prioridad. Pon primero las de saldo mayor, o las que tengan una tasa de interés más grande, y haz todo lo posible por cubrirlas antes. De esta manera será más fácil pagar lo demás.

2. Elabora un presupuesto

Debes saber cuánto ganas para definir cuánto puedes destinar al pago de tus deudas. Enlista tus gastos del mes y determina qué puedes recortar; los cafés que te compras en la mañana, los cigarros y este tipo de gastos que realmente no son necesarios para vivir, puedes dejarlos de lado, al menos mientras resuelves tus deudas. De igual manera, puedes reducir gastos en tu plan de telefonía móvil y en tus salidas del mes.

3. Deja de pagar sólo el mínimo

Mientras más dinero destines a la deuda, menos tiempo te tomará cubrirla.

4. Usa efectivo y deja las tarjetas

Si tu objetivo es dejar de seguir endeudándote, evita a toda costa continuar usando las tarjetas de crédito. Deja los plásticos guardados en un lugar seguro, o de ser posible, destrúyelos para erradicar la tentación de usarlos y acostúmbrate a hacer todas tus compras en efectivo.

5. Refinancia tu deuda

Si tienes esta opción disponible, una refinanciación te permitirá pagar cuotas más bajas en un plazo mayor. La única desventaja es que, eventualmente, pagarás más dinero.

En lendOn entendemos a nuestros clientes y les ofrecemos opciones para que no se retrasen en el pago de sus préstamos. ¡Conócenos!

TE INTERESA NUESTRA OFERTA?
HAZ CLICK AQUÍ Y SOLICITA UN PRÉSTAMO AHORA.