Educación Financiera

¿Cómo me surto de una despensa completa y saludable durante la cuarentena?

Sabemos que las opciones más rápidas en esta contingencia para comprar comida pueden llegar a ser un poco más caras, especialmente si se tratan de alternativas “saludables”. Por ello, te damos algunos consejos para que hagas una planeación consciente de lo que realmente necesitas y cómo conseguirlo.

1. Planea tu despensa

Primero, necesitarás llenar tu refri con alimentos básicos como carne, huevo, yogurt, leche, quesos y carnes frías que aguanten varias semanas antes de caducar. Deja espacio para lo que sobre de la comida del día.

Por otro lado, necesitarás productos no perecederos, como aceite, sal, condimentos, especias, harina, así como arroz, pastas y legumbres como frijoles, lentejas y garbanzos. También necesitarás otros productos en conserva, como atún, vegetales enlatados y sardinas.

Si sueles comprar garrafones de agua y tienes el dinero para surtirte de suficientes para tu consumo diario durante el mes o la quincena, hazlo. Sin embargo, una opción más barata y práctica es comprar desinfectante de agua y alimentos; sólo unas gotas y podrás desinfectar agua, frutas, vegetales y otros alimentos.

2. Encuentra el mejor lugar para surtirla

El mercado de tu localidad, mientras cuente con las medidas recomendadas de higiene, es la mejor opción para conseguir lo que necesitas.

Otra alternativa es adquirir productos a domicilio directamente de la Central de Abastos a través de su sitio de compra en línea Click Abasto. Ahí puedes encontrar frutas, verduras, hortalizas, abarrotes, carne, salchichonería, pescados y lácteos; así como artículos de limpieza, de aseo personal y mascotas.

Aquí podrás encontrar los locales de la Central que cuentan con servicio a domicilio, para que pidas directamente de ellos.